Pero, ¿qué hacéis en verano?

A woman in a black bikini thrashes her way across a swimming pool, circa 1930. (Photo by FPG/Hulton Archive/Getty Images)

En los meses de abril y mayo suele comenzar la popularísima Operación Biquini, una carrera contrarreloj de dieta, deporte, tratamientos anticelulíticos y autobronceadores. Todo para llegar a la playa delgado, esbelto y tan moreno que pareciese que se hubiera quedado ahí, en las mismas condiciones atmosféricas, desde el agosto anterior. Esta tradición primaveral se me antoja como el equivalente estético del Vuelva usted mañana (“Gran persona debió de ser el primero que llamó pecado mortal a la pereza” arrancaba Mariano José de Larra). El cuidado corporal se va posponiendo a lo largo del ídem invierno y, al final, la motivación se presenta en el momento límite: tan solo dos semanas antes de cerrar la cremallera de las bermudas y enfundarse el bañador.

Se puede pasar el alto las múltiples fisuras que tiene esta teoría de la puesta a punto. Más profundas que la fosa de las Marianas. A pesar de todo, ahí la tienen, sorprendiendo cada año con ideas renovadas, en sus cabeceras de referencia.

Sin embargo, a mí lo que más me fascina es que un par de meses después de pegarse todo ese apuro, más o menos a finales de agosto, ya aparecen de nuevo los planes detox para recuperarse del verano.

Da la sensación de que pasar quince días a base de calditos e infusiones sirve como salvoconducto para luego descontrolarse como Britney Spears en aquel fatídico 2007 y terminar más acabados que Lindsay Lohan en el Amnesia. Visto desde fuera, el estío parece que nos sienta tan bien como el agua a los Gremlins.

Porque, digo yo, ya que nos hemos molestado en ponernos a punto… ¿qué nos cuesta dormir con una buena mascarilla hidratante en rostro y melena? ¿Y emplear factor total para evitar la aparición de manchas en la piel? ¿Y por qué no hacen unos largos para bajar el aperitivo y la cervecita de después? En fin, si quiere recuperar la figura después de sus excesos veraniegos, vuelva usted (a este blog) mañana.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + = siete